LOS PAISAJES AGRÍCOLAS PODRÍAN AUMENTAR LA CONECTIVIDAD, CONTRIBUYENDO CON LA CONSERVACIÓN.

Hoy queremos compartirles la investigación realizada por Natalia Estrada-Carmona y colaboradores, publicada en la revista Journal of Environmental Management en el 2019.  La agricultura y cambio de uso del suelo ha sido una de las principales causas de pérdida de hábitat, amenazando a muchas especies silvestres. Sin embargo, el aumento y el manejo adecuado de la vegetación natural en fincas agrícolas, sobre todo la cantidad y diversidad de árboles, puede brindar beneficios a los agricultores, al mismo tiempo que permite el tránsito de la vida silvestre. En este artículo, los autores buscaban determinar el efecto de diversas prácticas agrícolas, que comúnmente se usan en cafetales y potreros de Costa Rica, para la conservación de la biodiversidad. Tales como las cercas vivas usadas para dividir parcelas y árboles para dar sombra dentro de las parcelas.  El estudio se realizó en un área de 4371 hectáreas en Turrialba. Utilizaron siete años de datos de capturas de cinco especies de aves (Corapipo altera, ENG: White-ruffed Manakin; Mionectes oleagineus, ENG: Ochre-bellied Flycatcher; Phaethornis striigularis, ENG: Stripe-throated Hermit; Thalurania colombica, ENG: Crowned Woodnymph; y Troglodytes aedon, ENG: House Wren), las cuales dependen del bosque en distinto grado. Utilizando teoría de circuitos, estimaron el movimiento según la permeabilidad del hábitat, para simular el efecto de cambios en la cantidad de cercas vivas y de árboles en las fincas en el movimiento de las aves.

Troglodytes aedon      ©John van Dort

Al final del estudio encontraron que, aún en áreas pequeñas, las cercas vivas de plantas de variadas alturas facilitan el movimiento de todas las especies estudiadas y que los árboles dentro de las parcelas facilitan levemente la movilidad entre los hábitats para la mayoría de las especies. Sin embargo, las cercas vivas parecen ser más efectivas para aumentar la conectividad para aves. ¡Sólo aumentar en 20 hectáreas las cercas vivas en el área de estudio duplicaría el área de paso “actual” para las 5 especies!  Esta investigación nos ayuda a entender no sólo la forma en que utilizan las aves los espacios agrícolas para movilizarse, sino cómo puede la agricultura disminuir su impacto y aportar a la conservación, cuando a menudo se cree que ambas actividades son rivales. Esto es importante para Costa Rica porque muestra cómo es posible impulsar nuevas estrategias para la conservación de la biodiversidad junto a los agricultores y sin comprometer las actividades productivas del país.

Resumen por Ingrid Molina, Universidad de Costa Rica

Artículo original

Mionectes oleagineus       ©Diego Ocampo